martes, septiembre 04, 2012

A Yovera le volvió a “llover” por miserable





La comisión de “ÉTICA”, (sí, en mayúsculas y entre comillas, pues dudo que haya ética en muchos de los otorongos), ha recomendado que se le castigue al otorongo Yovera, por creerse más “pendejo” que esos que se estacionan en los lugares para discapacitados y bajan del carro con chimpunes, caminando perfectamente y en traje de futbolista.
 

Los de la comisión antes mencionada, han acordado, (ojalá que luego se acuerden de lo acordado), sancionar al susodicho en donde más le duele, es decir, en el bolsillo, que la mayoría de otorongos, con honrosas excepciones, llenan rascándose la entrepierna, a costa nuestra, mientras piensan en cómo hacer para seguir viviendo del sudor de el de enfrente.

Si esta recomendación prospera, castigarán al otorongo cruzado con crustáceo, por lo que tiene una gran concha,  con 120 días de suspensión sin goce de haber, por haber falsificado una conciliación extrajudicial con su actual pareja, para no pagar la pensión alimenticia a su esposa e hijos.

Humberto Lay, presidente de la comisión en cuestión, declaró que se trata de una falta “muy grave, por lo que se oficiará al Ministerio Público para determinar si se ha cometido un delito penal”, y con eso de “penal” me imagino que se referirá a pene, pues al parecer el otorongo sinvergüenza resultó ser un pipiléptico.

El pendejo de Yovera trató de falsear un acto jurídico, cuando el 16 de agosto del 2011 presentó al Congreso un acta de conciliación extrajudicial, por la cual dispone entregar la mitad de su sueldo de congresista a su actual pareja, ¡¡DE LA QUE SUPUESTAMENTE SE ESTABA SEPARANDO!!

Pero no contó que para que el Congreso adopte esta medida necesita una sentencia judicial, que no existía, y que para colmo se descubrió que por esos días el “angelito” había comprado un departamento a nombre de su conviviente, de la que aseveraba se estaba separando.

Bien podría decirse sin dudarlo, que Yovera, más que un pendejo, como él se cree, es un pobre “testiculón”, (lo pongo así por no decir HUEVÓN, en este educado blog), ya que antes también lo castigaron con 120 días sin pago por poner en su hoja de vida datos más falsos que billete de 3 soles.

Yo, en mi alocado cerebro digo, ¿por qué si se amista con “LA OTRA”, sus hijos tienen que dejar de recibir el dinero que le corresponde para poder vivir?

¿No es más lógico que a su verdadera esposa e hijos les dé el 50% de su sueldazo y a la amante el otro 50%? Después de todo ese tipo de alimañas siempre encuentran gente ingenua a quien estafar y sangrarlas para seguir viviendo gratis.

Aquí les dejo un videíto al respecto:




video